miércoles, 1 de julio de 2015

Míkonos

     
     Es una pequeña isla del mar Egeo de 85 kilómetros  cuadrados que forma parte del archipiélago de las Cícladas, muy cerca de la sagrada isla de Delos. Sólo cuenta con unos diez mil habitantes censados, pero esta población es considerablemente mayor debido al enorme número de visitantes que tiene. Hay quién la considera “la Ibiza del Egeo”, ya que es famosa por sus discotecas, salas de fiesta, restaurantes, bares, terrazas, lugares de ocio…  y, por supuesto, sus playas de aguas turquesas y cristalinas.
     
     La ocupación de esta isla se remonta al neolítico y desde entonces se encuentra habitada, pero hay que esperar hasta la década de 1950 para que se convierta, poco a poco, en el atractivo turístico que es en la actualidad. La población más importante se encuentra ordenada en torno a calles estrechas formando una especie de laberinto, casas encaladas de blanco con puertas y ventanas pintadas de azul, y diminutas iglesias ortodoxas muy decoradas en su interior. En lo alto, cinco molinos de viento es la estampa más característica de la isla (son particulares y no es posible visitarlos por dentro). Se puede llegar hasta aquí, tanto en avión desde Atenas, como en barco desde otras islas del Egeo y, cómo no, en crucero, ya que son muchos los que tienen escala prevista en su costa.

     No se nos puede olvidar visitar al pelícano Pedro (Petros), que ya forma parte de la isla y se ha convertido en su mascota. Si nos damos un paseo por el centro, probablemente nos cruzaremos con él. El pelícano, digamos original, murió después de treinta años en la isla, se ha ido sustituyendo por otros, y en la actualidad, creo que son tres pelícanos los que recorren sus calles en completa libertad.
        R.R.C.
Nota: imágenes obtenidas de Internet.