domingo, 24 de junio de 2012

¿Cuándo te vas a casar? de Gauguin

     
     Óleo sobre lienzo pintado en 1.892 perteneciente a un coleccionista privado. Fue realizado en la isla de Tahití, durante su estancia en el primer viaje que llevó a cabo a la Polinesia francesa. Gauguin exploró caminos inéditos de la pintura. Como podemos ver, en esta tela inaugura una tendencia hacia lo exótico - el primitivismo – extiende el color en campos extensos, encajándose nuevamente dentro de la línea por él restaurada, ya que se había perdido con la evolución del Impresionismo. Busca la armonía de las masas cromáticas, del hombre con la naturaleza. Crea composiciones simplificadas, estáticas, atendiendo al sentimiento. Estos indígenas que podemos ver en el cuadro, poseen sentimientos claros y sencillos, no son personas complicadas, ni angustiadas, o preocupadas por el éxito y por los demás quehaceres de la nueva sociedad industrial y financiera, que se estaba abriendo paso a finales del siglo XIX, como la que Gauguin estaba acostumbrado a ver en el viejo París, y que tanto rechazaba. El alma pura indígena, con sus reacciones tan diferentes a las de los occidentales, se sintetiza en gestos simples, en miradas profundas, conmovedoras... Son figuras impolutas las de estos indígenas. El título del cuadro hace referencia a la situación de casadera de la joven mujer que aparece en primer plano, mientras que el papel de la segunda, más madura y experimentada, trataría de asesorarle y, llegado el caso, de buscarle novio.
     Escenarios lejanos son incorporados por primera  vez al arte, poniendo de moda el primitivismo; con predominio de la pintura plana encerrada en perfiles bien ceñidos, al igual que hacía en su época europea. Por último, esta pintura tiende un puente hacia el fauvismo,  un nuevo movimiento artístico del siglo XX.
        R.R.C.