viernes, 22 de marzo de 2013

Alejandría

                                     

      Es una ciudad situada en el norte de Egipto, en pleno delta del Nilo, sobre una loma que separa un lago sobre el mar Mediterráneo. Es la segunda ciudad más importante del país después de la capital y el mayor puerto con los que cuenta Egipto. Su fundación, se remonta a Alejandro Magno en el año 331 antes de J.C. y contó con una de las maravillas del Mundo antiguo, ahora desaparecida, su famoso faro. Pocos años después de su construcción se convirtió en uno de los centros culturales más antiguos de su época. El trazado de la ciudad se llevó a cabo con un plano hipodámico, es decir, calles rectas que se cortan en ángulo recto asemejando una red, con una gran plaza, una calle mayor de treinta metros de anchura y seis kilómetros de largo que atravesaba la ciudad. Fue una ciudad opulenta. Los Ptolomeos construyeron un palacio de mármol con un gran jardín en el que había fuentes y estatuas. Al otro lado de ese jardín se levantaba otro edificio construido en mármol al que llamaban Museo (Μουσείον). Fue una innovación del rey Ptolomeo I Sóter y en él se reunía todo el saber de la época. El museo tenía una gran biblioteca. Cerca de este edificio se levantaba el templo de Serapis, el nuevo dios greco-egipcio. Los habitantes de esta magnífica ciudad eran en su mayoría griegos. Alejandría se convirtió pronto en el centro de la cultura griega en la época helenística y contribuyó a helenizar al resto del país de tal manera que cuando llegaron los romanos todo Egipto era bilingüe.

      En la actualidad es una de las ciudades más monumentales del Mediterráneo, con un pasado glorioso, como todavía nos lo recuerdan numerosos restos antiguos. Eso sí, su famosa biblioteca ya desaparecida, se encuentra repuesta por otra monumental biblioteca en el centro de la ciudad, con una cantidad ingente de libros en su interior. Su antiguo faro, ha sido sustituido por un castillo utilizando parte de los materiales que se emplearon en el primero para su construcción. Todavía podemos observar restos romanos por la ciudad, como el famoso teatro que tenía una capacidad para ochocientas personas, la cávea se encuentra en un excelente estado de conservación, con los asientos del nivel inferior construidos con granito rojo y los del resto de niveles con mármol blanco o gris. En el área del teatro se ha descubierto unas termas romanas y una zona residencial, en la que destaca principalmente la casa conocida como “la villa de los pájaros”, que cuenta con unos hermosos mosaicos. Unas impresionantes catacumbas de época romana, en donde solían ir los cristiano a pasar la tarde y dar compañía sus muertos, situadas a bastantes metros de profundidad, todavía pudimos descender a ellas, pero no nos dejaron sacar fotos de su interior, como por otra parte es costumbre en Egipto de no permitir al visitante que fotografíe el interior de sus monumentos, ruinas o museos, en esta cuestión son muy estrictos.
     
      Entre los principales vestigios de la era romana de Alejandría también destaca la Columna de Pompeyo, ya tratada en otra entrada de este blog el mes de septiembre de 2012, a la cual me remito. Por último, situada a ciento ochenta kilómetros al norte de El Cairo cuenta en la actualidad con unos cinco millones de habitantes y es uno de los lugares de mayor atracción turística de Egipto, escala habitual de grande cruceros.
      R.R.C.
Nota: fotos bajadas de Internet.