lunes, 17 de diciembre de 2012

"Hermes con Dionisos niño" de Praxiteles

     Descubierto en las excavaciones de Olimpia a fines del siglo pasado, en el mismo lugar donde la describió el geógrafo e historiador griego del siglo II Pausanias es la primera estatua  original de un maestro de primera fila, aunque otros creen que se trata de una copia romana. Está realizada en mármol de Paros, mide 2'13 m de altura y se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico de Olimpia.
     La estatua representa a Hermes, el dios mensajero, totalmente desnudo, en el acto de transportar a Dionisos niño desde el Olimpo hasta la mansión de las ninfas, encargadas de su crianza. El grupo destaca por un gran virtuosismo técnico, la calidad del modelado, la flexibilidad de las figuras y la delicadeza de las superficies perfectamente pulidas, aunque en la espalda presenta las marcas de los golpes del cincel.           
      La famosa curva praxiteliana, que huye de la línea vertical y estática e imprime ligereza a las figuras, hace que el cuerpo de Hermes se desplace del eje vertical y forme una seductora S invertida que le proporciona un sutil equilibrio entre el movimiento y el reposo. La elevación de la cadera de Hermes -consecuencia directa de la ondulación del torso- y la elegancia con que están definidos los músculos hacen que la escultura pierda tensión y gane sensualidad. La sinuosidad de su figura destaca aún más por el contraste que se establece con la verticalidad del pequeño Dionisos y la de la túnica, que, lejos de tener unos pliegues ordenados y paralelos como los del friso de las Panateneas, muestra una caída natural, semejante a la real.
      Las esculturas de Praxiteles son de una gran delicadeza y se oponen con sus gestos a las esculturas musculosas del siglo anterior, con una sensualidad refinada que raya en la feminidad y el amaneramiento. Sus personajes presentan un carácter triste y blando.
       En la referencia al futuro del pequeño dios como divinidad del vino, Hermes le muestra un racimo de uvas (en la mano derecha perdida), que el niño intenta coger, lo cual, nos podría indicar su futura inclinación por la bebida, además de recibir el grupo esa nota de humanidad que tienen todos los dioses en el arte de Praxiteles. La parte inferior de las dos piernas y el pie izquierdo de Hermes, que tampoco se conservaban, han sido reconstruidos. El soporte del grupo escultórico, innecesario si hubiera sido ejecutado en bronce, representa el tronco de un árbol cubierto con la túnica plegada que produce un bonito efecto de claroscuro.
     R.R.C.
           
Nota: imágenes obtenidas de Internet