lunes, 1 de abril de 2013

Características de la escultura griega

             En Grecia se descubre el poder libre de la contemplación estética. Los ideales del pueblo griego brillan en la escultura, cuyas creaciones señalan una de las cimas de toda la historia del arte, a pesar de que de algunos de los grandes maestros no conservemos sino copias romanas.

            Distinguimos tres grandes períodos: arcaico (hasta el siglo V a. C.), clásico (siglos V y IV a. C.) y helenístico (a partir de finales del siglo IV a. C.). Con las diferencias que después analizaremos, la escultura griega se caracteriza por:

           a) El culto al hombre que pasa a ser el eje del arte escultórico griego. No necesita aparecer como un superhombre. Un rey, un político, un gobernante, humanamente son iguales y no tienen por qué figurar simbólicamente con un tamaño superior.

            b) La plasmación de la belleza física y el equilibrio espiritual (sofrosine): la belleza concebida como medida, proporción entre las partes, anatomía armoniosa, idealización del cuerpo humano, etc.

            c) La búsqueda de la expresividad en el rostro: la belleza corporal resultaría fría en un rostro inexpresivo. La expresión la utilizan no sólo como una vivencia estética, sino más aún entendida como la exteriorización de los sentimientos, como la fusión entre la vertiente espiritual del hombre y su fachada física.

            d) La representación del movimiento: en los ángulos de los frontones, los artistas aprenden a doblar la figura o a relacionar dinámicamente los grupos; en su etapa clásica la flexibilidad de los miembros, la tensión muscular o la agilidad adquieren una gracia y una viveza hasta entonces nunca alcanzada.

            e) La preocupación por el volumen: los griegos aportan el principio esencial de que la escultura es un arte de volúmenes que requiere diferentes puntos de vista para ser contemplado.

            f) La utilización de la policromía, hoy desaparecida. Las carnes se cubrían con una suave capa de cera de colores claros, que al propio tiempo aseguraba su conservación.

            g) El material más utilizado es el bronce, aunque la casi totalidad de los bronces se han perdido y conservamos las copias realizadas en mármol.. El material apareció dorado. En los ojos se incrustaban materias vítreas coloreadas, y los labios recibían una lámina rojiza. La técnica más apreciada era la criselefantina: oro y marfil.
      MANUAL DE HISTORIA DEL ARTE