miércoles, 19 de abril de 2017

AMULETO DE LOZA DEL ANTIGUO EGIPTO

      Es un amuleto de loza descubierto en Nubia de época tardía (entre los siglos VII y VI antes de Cristo), y que se compone de cuatro símbolos: el más visible de todos, la maravillosa cruz ansada (ANJ) que significa la vida; el cetro (UAS) que la recorre simboliza el poder; el pilar de Osiris (DYED) que porta lo podríamos traducir por estabilidad; y el hombre con los brazos alzados (HEH) que aparece en la parte superior nos sugiere la infinitud. Luego, el portador de este potente amuleto deseaba gozar de poder, estabilidad y una larga vida. Por último, esta combinación de símbolos en una misma pieza es algo habitual en la cultura del Antiguo Egipto.
     Todavía queda mucha gente que cree en la bondad de estos objetos y que les traerá suerte poseerlos, motivo por el cual todavía se siguen produciendo y demandando. Yo tengo una reproducción como la que vemos en la imagen, aunque no creo en absoluto en sus poderes mágicos, no obstante, el vendedor me aseguró que, aunque yo no creyera en eso, me protegería igualmente, así que, me convenció para que le comprara una.
NOTA: si alguien no identifica los cuatro símbolos, añado esta imagen reelaborada por mí con el programa Paint:
      R.R.C.
APÉNDICE:

                                                  AMULETO PROTECTOR

     Qué duda cabe de que en la antigua sociedad egipcia los amuletos gozaron de una gran popularidad, independientemente de la clase social a la que se pertenecía; desde el faraón hasta el más humilde siervo confiaron en estos objetos para protegerse, o solicitar al destino: suerte, amor, riqueza, salud… en fin, un amplio abanico de opciones eran las que ofrecían a sus confiados portadores.
     Uno de mis preferidos pende de un collar de la princesa Mereret, allá por el siglo XIX a. de C. Parecido al anterior y del mismo significado, aunque no puedo precisar su fecha, es el que pude fotografiar en una vitrina del Museo Metropolitano de Nueva York, y que podemos ver en la imagen. Es un colgante compuesto por tres signos jeroglíficos diferentes que dotaba a la persona que lo llevase de una gran protección, además de la belleza que aportaba como adorno. Como vemos, sobre una base de oro se introducían piedras de distintos colores que lo dotan de una gran vistosidad. En la parte inferior se emplea un jeroglífico con forma de cesta dividido en bandas paralelas, en donde se colocaban los minerales dispuestos en galería, y que podríamos traducir por: “toda”. En la parte superior y en el centro, se coloca la famosa cruz egipcia que se representa como una antigua cordonera de sandalia, y hace alusión a “la vida”. A ambos lados de la misma, aparece un conocido jeroglífico que se inspira en un salvavidas hecho de papiro, utilizado por los barqueros del Nilo para protegerse de cualquier contingencia inesperada. Al igual que este flotador el signo es un ideograma que se aprovecha para expresar la idea de “protección”. Luego, el colgante completo lo podríamos traducir por: “Toda protección en la vida”. Es poca, añadiría yo.
         R.R.C.