miércoles, 19 de abril de 2017

PECTORAL DE AMENEMHAT III

     Es un pectoral* que pertenece a  Mereret, la hija del rey Sesostris III y hermana del rey Amenemhat III,  faraón de la XII dinastía egipcia que gobernó durante la segunda mitad del siglo XIX antes de J.C. Fue hallado en la tumba de Dahshur Mereret, dentro del complejo de la pirámide de la propia sepultura de Sesostris III.
     La forma ligeramente trapezoidal del pectoral simboliza la fachada de un templo. En el centro vemos los dos cartuchos con el nombre (Nesut Bity) de este faraón, que los podríamos leer: Ny-Maat- Re, es decir, “Vive la justicia de Ra”. A ambos lados de los cartuchos, el soberano a gran tamaño aparece enfrentándose a sus enemigos que caen arrodillados frente a él, tras darle a conocer su poderosa justicia. Sobre la doble representación del faraón, la cruz egipcia de la vida se fusiona con el pilar de la durabilidad de Osiris.  Nejbet (el buitre que vemos) actúa como diosa protectora durante las guerras que mantenían los faraones contra sus adversarios, extiende sus alas en la parte superior con ese fin. Tras la representación del monarca, dos cruces ansadas (símbolos de la vida) a modo de palmeros dan aliento a su rey. Entre los cartuchos, en letras jeroglíficas podemos leer referido a este faraón: “El buen dios, Señor de Egipto, Señor de los extranjeros y Señor del cielo (esto último, sobre las alas desplegadas de Nejbet)”. En definitiva, Señor de todo lo que existe. Todo ello realizado en oro, meticulosamente trabajado por expertos artesanos que lo llenaron de celdillas de distintos tamaños para, posteriormente, incrustar piedras de adorno de distintos colores como: lapislázuli y cornalina, talladas al efecto, que producen unos contrastes cromáticos notables. En fin, un pectoral lleno de magia y simbolismo, una maravilla.
* Descubierto por Jacques de Morgan en 1894 y está expuesto en el Museo de El Cairo.
       R.R.C.