sábado, 14 de julio de 2012

El castillo de Peles, un ejemplo de elegancia (Rumanía)

     Situado en el centro de Rumanía, a unos cincuenta Km. de la bonita ciudad de Brasov  y a unos ciento veinte Km. de la capital, Bucarest. Es uno de los castillos más impresionantes, decorados y lujosos de Europa, una obra maestra de la arquitectura neo-renacentista alemana, en un entorno natural difícilmente igualable.
     Fue mandado a construir por el Rey Carol  I en 1873. Tiene un diseño elegante y una gran cantidad de adornos procedentes de otros lugares europeos. Tiene ciento sesenta dependencias y es el primer castillo europeo que cuenta con corriente eléctrica, gracias a la central que se construye sobre el río próximo con tal fin. Los planes son del arquitecto alemán W. Doderer, pero participaron otros como: el también alemán J. Schultz, y los checos, C. Benesch y K. Liman.
     Fue la residencia de verano de la familia real: También vivió aquí Miguel I antes de su abdicación después de la Segunda Guerra Mundial, obligado por el nuevo régimen comunista, pero en el 2006 el estado rumano reconoce la propiedad del edificio a su antiguo dueño.

     En una visita realizada al castillo por el Emperador  Francisco José I de Austria- Hungría, escribió:
“El Castillo Real, entre otros monumentos, rodeado de un paisaje muy bonito con jardines construidos en terrazas, todos a la orilla de los bosques densos. El castillo en sí es muy impresionante a través de las riquezas que ha acumulado: lienzos antiguos y nuevos, muebles antiguos, armas, todo tipo de curiosidades, todo colocado con buen gusto. Tomamos una larga caminata en las montañas, después que un picnic en la hierba verde, rodeado por la música gitana. Tomamos muchas fotos, y el ambiente era muy agradable.”
     Por último, es uno de los lugares de Europa, al sur de los Cárpatos, que merece la pena visitar.

           R.R.C.

Nota: fotos del autor.