martes, 28 de agosto de 2012

Funchal capital de la isla de Madeira


     Con una población superior a  cien mil  habitantes su fundación se remonta a la primera mitad del siglo XV y se encuentra situada al sur de la isla de Madeira en pleno océano Atlántico, a más de ochocientos kilómetros de la costa portuguesa. Su principal actividad económica es el turismo, recibiendo muchos visitantes de Europa principalmente, que se benefician del clima suave que mantiene casi todo el año. Más del 75% de la población de la isla se dedica al turismo. La ciudad se encuentra asentada en una gran cuenca natural, mirando al mar y rodeada de escarpadas montañas, palmeras y maravillosos jardines. A su importante puerto, situado prácticamente en el centro, llegan numerosos y grandes cruceros, es frecuente ver varios atracados a la vez, en el dique construido a tal efecto. Como anécdota curiosa recordar, el que posiblemente podríamos considerar el primer viaje de placer por mar, o sea, el primer crucero de la historia, que se realizó entre Nueva YorK y Tierra Santa en 1867,  contó con el insigne pasajero Mark Twain, una de sus escalas previstas era precisamente esta isla portuguesa, que aunque sólo la pudieron ver desde el barco, ya que no los dejaron desembarcar por razones que no vienen al caso, la describe con grandes halagos en su libro: “Inocentes en el extranjero”. Su nombre deriva de la palabra "funcho", que quiere decir hinojo, debido a la cantidad de esta planta que crecía allí y que daba ese olor tan característico a la ciudad. A pesar de nacer al nivel del mar, la ciudad llega a alcanzar los 1.200 metros de altitud, aun así no resulta costoso caminar por sus calles apreciando sus vistas ya que no existen pendientes muy pronunciadas, bueno, alguna hay. De todas formas, si nos queremos ahorrar cuestas, hay un moderno telesférico (un poco caro)  que nos lleva a la parte alta en poco tiempo y una vez allí, vamos descendiendo tranquilamente. La joya de la isla y centro de Funchal es la Catedral de Se, terminada a principios del siglo XVI.
         R.R.C.
Nota: foto bajada de Internet