domingo, 21 de octubre de 2012

LAS PROYECCIONES CARTOGRÁFICAS


      Sólo un globo terráqueo nos proporciona una imagen fiel de la Tierra, el inconveniente, es que es demasiado reducida para poder observar detalles de una región, provincia o país. Para disponer de una representación más precisa, nos vemos en la necesidad de pasar de la esfera al mapa, es decir, de una superficie curva a una superficie plana. El problema, es que esto no es posible sin que se produzcan deformaciones.

     El mapa, por su misma naturaleza, siempre presenta alguna deformación de la superficie representada. El objetivo de la Cartografía, la ciencia que se encarga de elaborar los mapas, es el de intentar, que las deformaciones que se produzcan sean las menores posibles, para ello, debe de escoger entre las más de cuatrocientas formas de representación que hay para tal fin.
      Por lo tanto, la elaboración de un mapa exige elegir previamente el sistema de proyecciones más conveniente. Los tres principales son los siguientes:
     A) Proyecciones cilíndricas. Si los puntos de la esfera se proyectan sobre un cilindro, nos darían una red ortogonal (de ángulos rectos) de meridianos* y paralelos**. Los primeros se mostrarían como rectas equidistantes (a igual distancia unos de otros), pero los segundos tendrían una separación variable. Los paralelos aparecen tanto más separados cuanto más se acercan a los Polos. Por tanto, las deformaciones que sufren los mapas trazados con esta proyección son poco importantes en la proximidad del Ecuador, pero muy grandes en las regiones polares.
     Este tipo de proyección es el más adecuado para representar la zona cálida de la Tierra, esto es, la parte del globo comprendida entre el Ecuador y los trópicos de ambos hemisferios.

     B) Proyecciones cónicas. En este caso, la red de meridianos y paralelos se proyecta sobre un cono que está en contacto con la esfera en un paralelo determinado, por ejemplo el situado a 45º de latitud Norte. Las deformaciones son insignificantes a lo largo de dicho paralelo, pero van aumentando a medida que nos distanciemos de él, es decir, los paralelos cada vez varían más su distancia entre sí, tanto si nos acercamos al Polo Norte, como si descendemos hacia el Ecuador.
     Este tipo de proyección es el más adecuado para representar las latitudes medias de la Tierra, esto es, la parte del globo comprendida entre los trópicos y los círculos polares de ambos hemisferios.

     C) Proyecciones efectuadas sobre una superficie plana o acimutal. En este sistema, la red de meridianos y paralelos se proyecta sobre un plano tangente a uno de los Polos, en el que los paralelos aparecen representados por círculos concéntricos que tienen como centro al Polo y los meridianos aparecerían como radio de estos círculos. Las deformaciones son pequeñas en las proximidades del Polo, ya que es el paralelo de contacto, pero aumentan a medida que nos alejamos de él.
      Este tipo de proyección es el más adecuado para representar las zonas frías de la Tierra, las comprendidas entre los círculos polares y el Polo. Además, hay que tener en cuenta, que con este tipo de proyección sólo se puede cartografiar (representar) un Hemisferio, ya que el otro, no puede ser representado en el mismo mapa.

     Por último, obsérvese, que las deformaciones nunca afectan a los meridianos, ya que todos pasan por los paralelos de contacto: el paralelo 0º (el Ecuador) en el caso de la proyección cilíndrica; el paralelo 45º en la cónica y el paralelo 90º (el Polo) en la acimutal.

*Los meridianos son semicírculos máximos imaginarios trazados desde el Polo Norte al Polo Sur. Miden 180 grados. El meridiano de referencia (0 grados) es el de Greenwich, nombre que procede del observatorio astronómico situado cerca de Londres.
**Los paralelos son círculos imaginarios perpendiculares al eje de la Tierra. Como su nombre indica, son paralelos entre sí. Miden 360 grados. El Ecuador es el mayor de todos y divide la Tierra en dos hemisferios: Norte y Sur. Otros paralelos importantes son: el Trópico de Cáncer a 23º 27’, el Círculo Polar Ártico a 66º33’ y el Polo Norte a 90º. Todos ellos en el Hemisferio Norte. Los correspondientes en el Hemisferio Sur son: el Trópico de Capricornio a 23º 27’, el Círculo Polar Antártico a 66º 33’ y el Polo Sur a 90º.

       R.R.C.
Nota: Imágenes obtenidas de Internet.