sábado, 6 de octubre de 2012

La Puerta de Brandeburgo y La Catedral de Berlín (Alemania)


     Es una de las antiguas puertas de entrada a Berlín, además del símbolo más importantes de la ciudad. Se inauguró a finales del siglo XVIII y simboliza el triunfo de la paz sobre las armas y, muy poco después en 1795, el monumento fue coronado con una cuadriga de cobre que representa a la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos, destruida durante la Segunda Guerra Mundial, la que existe hoy es una copia realizada en 1969, la misma arquitectura sufrió graves daños pero fue reconstruida en la década siguiente. El conjunto, es una construcción de piedra arenisca, simétrica, con dos pórticos que avanzan, y tiene la simplicidad del orden dórico. Tiene una altura de veintiséis metros, de estilo neoclásico, está inspirada en el arte griego antiguo, recuerda mucho el Propileos de la Acrópolis de Atenas que era la puerta de entrada a la misma.  Situada en el centro de la actual ciudad de Berlín, es uno de los puntos más importantes, muy cercana a otros lugares de interés.

      La Catedral es una iglesia evangélica de estilo neobarroco  situada frente a un imponente jardín, en el mismo centro de la capital alemana, y fue construida en tan solo una década, entre 1895 y 1905; es el edificio religioso más representativo de la ciudad. Fue seriamente dañada por  los bombardeos de Berlín durante la Segunda Guerra Mundial, se empezó a reconstruir en 1975 y dieciocho años más tarde concluyeron las obras, con un nuevo diseño de la parte superior más simple y de menor altura que el original.  Mide 114 m de largo, 73 de ancho y 116 de alto, siendo mucho más grande que las construcciones que previamente habían existido en ese lugar. Se pensó como un gran templo protestante que contrarrestara la influencia de la Basílica de San Pedro del Vaticano.  Coronada por una gran cúpula de cobre de color verdoso, desde donde se pueden observar unas preciosas vistas del centro urbano.
      R.R.C.
Nota: fotos bajadas de Internet.