martes, 2 de octubre de 2012

Catedrales de Helsinki (Finlandia)

 
  
Helsinki tiene dos catedrales que merece la pena visitar, se trata de la Catedral Luterana de Helsinki y de la Catedral Ortodoxa de Uspenski.
     La Catedral de Helsinki es una catedral evangélica luterana localizada en el centro mismo de la ciudad y hasta la independencia de Finlandia en 1917, se llamó Iglesia de San Nicolás. De estilo neoclásico  fue construida entre 1830 y 1852, diseñada por Carl Engel, un arquitecto alemán que trabajó mucho en esta capital. Tiene una planta de cruz griega y presenta una columnata con un frontón en sus cuatro frentes. En las reformas que se llevaron a cabo posteriormente, la catedral de San Isaac de San Petersburgo sirvió como modelo. Aunque la iglesia se usa para servicios religiosos regulares, misas, funerales y también bodas, hoy en día es una de las atracciones turísticas más famosas de Helsinki. Destaca en lo alto de una gran escalinata, que sirve de lugar de descanso y reunión de visitantes y lugareños, con su gran cúpula verde, rodeada de otras menores, que se distinguen del hermosísimo blanco del resto del edificio. Su interior está escasamente decorado, sin imágenes, como corresponde a un templo protestante, si exceptuamos, naturalmente el crucifijo y una imponente estatua de Lutero. También podríamos destacar un magnífico órgano visible desde toda la sala.

     La Catedral Ortodoxa de Uspenski o de la Asunción, es un ejemplo de la huella rusa en tierras finlandesas; es además el edificio dedicado a la religión ortodoxa más grande de todo el este de Europa. Ubicada en una pequeña colina,  también se encuentra en el centro de Helsinki, muy cerca de la catedral protestante.  Su arquitectura es de estilo ruso bizantino, diseñado por el arquitecto Aleksei Gornostajev; en él destacan las trece cúpulas doradas que representan el número de Cristo y los apóstoles, los ladrillos rojos de su fachada exterior, destacan  a lo lejos. Su decoración interior es bastante sobrecargada, con un gran número de iconos muy valiosos, como corresponde a las iglesias ortodoxas. También llama la atención las lámparas que cuelgan de sus elevados techos.
       R.R.C.
Nota: foto del autor de la Catedral Luterana y bajada de Internet la Catedral Ortodoxa