jueves, 2 de mayo de 2013

Arco de triunfo de Constantino

     Se trata de un arco de triunfo de tres vanos, levantado entre los años 313 y 315 en la vía triunfal de Roma, junto al Coliseo, conmemora la victoria contra Majencio en la batalla de Puente Milvio en el otoño del 312. Obviamente se encuentra inspirado en otro anterior de Septimio Severo, aunque este de Constantino presenta una mayor decoración. De grandes proporciones pues tiene una altura de veinte y un metros, más de veinticinco de ancho y casi siete y medio de profundidad, consta de tres arcos, el central mucho más alto y ancho que los laterales, que se elevan sobre un podio, que presenta su cuerpo central o dado profusamente decorado con relieves conmemorativos que proceden todos ellos de monumentos diversos. Los vanos aparecen flanqueados por cuatro columnas exentas, de estilo corintio, que sostienen un entablamento con arquitrabe a tres bandas, friso sin decorar y una cornisa muy saliente, con decoración de canes. Sobre este primer cuerpo  se levanta un ático con pilastras adosadas, que continúan en altura la división marcada en la zona inferior por las columnas. Frente a estas pilastras aparecen esculturas  exentas. En los espacios que quedan entre ellas la decoración historiada con relieves procedentes de otros edificios es rica y muy profusa. El ático presenta una inscripción conmemorativa, en la que todavía hoy puede leerse en ambos lados:
             Al Emperador César Flavio Constantino, el más grande, pío y bendito Augusto: porque él, inspirado por la divinidad, y por la grandeza de su mente, ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo, con su ejército y sólo por la fuerza de las armas, el Senado y el Pueblo de Roma le han dedicado este arco, decorado con triunfos.
     En el cuerpo inferior, la decoración escultórica aparece en las enjutas de los arcos, destacando las del vano central en las que dos Victorias aparecen dispuestas a coronar al emperador vencedor. Destaca un friso sobre las claves de los arcos menores, con decoración historiada, única del edificio que fue realizada para la ocasión, sobre el cual hay cuatro medallones de dos metros de diámetro que representan la caza del jabalí, la caza del oso, el sacrificio ante Apolo y el sacrificio a Diana.
      R.R.C.