martes, 4 de septiembre de 2012

“La Sebastiana” de Neruda

  
     La Sebastiana es una casa que pertenece al poeta chileno Pablo Neruda desde 1959, le gustaba mucho porque reunía las condiciones de accesibilidad y privacidad que deseaba, "que pareciera flotar en el aire, pero que estuviera bien asentado en la tierra", pues los terremotos que acostumbran a dar en esta zona son muy potentes. El nombre lo puso Pablo Neruda en honor al arquitecto que construyó la casa, Sebastián Collados, un "poeta de la construcción”. La casa fue inaugurada el 18 de septiembre de 1961, con una gran fiesta, coincidiendo con el día en que Chile celebra su independencia. Neruda solía pasar los nuevos años en La Sebastiana y allí "recibió su último año de vida, 1973. Después de la muerte del poeta, la casa quedó abandonada, hasta que en 1992 abrió sus puertas como museo, una vez restaurada. En enero de este mismo año, 2012, pasó a ser oficialmente Monumento Nacional.
     La construcción original tenía cuatro pisos, al que Neruda agregó un altillo, pero como gran parte de la vivienda ya estaba hecha, el poeta no pudo hacer modificaciones en su parte externa, pero sí dejó su impronta decorativa y ornamental en el interior. No obstante, el decreto por el cual es declarada Monumento Nacional, dice: "el exterior de la casa se caracteriza por poseer una variedad de formas, colores y alturas, diseños originados en ideas que Pablo Neruda tuvo para sus diversas partes, incorporándole a la vivienda elementos como ventanas, escaleras, claraboyas, pasamanos, puertas y quincallerías, que fueron otorgando cualidades únicas a cada espacio".
     Por otra parte, los enormes ventanales y terrazas exteriores ofrecen espléndidas vistas a la bahía de Valparaíso, su puerto y su costa, sin olvidar los cerros poblados con casitas de colores que miran al mar. Neruda le dedicó unos versos titulados A la Sebastiana, en que habla de su construcción.
      R.R.C.

Nota: foto bajada de Internet.